Ventajas de una fachada ventilada cerámica

Las fachadas ventiladas cerámicas son una gran solución para reducir y optimizar el consumo energético. Estas fachadas mantienen una temperatura constante en todo el edificio a lo largo del año, ya sea invierno o verano. 

 

Este sistema de aislamiento es uno de los aliados para disminuir el gasto de gas y luz en el hogar. Pero no solamente tiene ventajas para nuestro bolsillo, también tiene ventajas relacionadas con el medioambiente, la estética o el mantenimiento. 

 

Aislante

La cámara de aire que se crea entre la cerámica y el muro del edificio proporciona una temperatura media constante y estable. El aire entra por la abertura inferior, de manera que disminuye su densidad y hace que el aire ascienda, de modo que el aire fresco sustituye al aire caliente de la cámara. Evitando que en temporadas de calor suframos grandes temperaturas en nuestro propio hogar. 

 

En épocas de calor ocurre lo contrario, la fachada se convierte en un aislante térmico, reduciendo incidencia de los rayos ultravioleta en la cara exterior de la vivienda. 

 

Este aislamiento supone un ahorro energético importante, puesto que reduciremos el uso de nuestra calefacción y aire acondicionado. Además, esta fachada mejora la impermeabilización del edificio, lo que permite la reducción de humedades.

 

Actúa también como aislante térmico, esta estructura disminuye de manera drástica el ruido que proviene del exterior evitando de este modo problemas de salud como el estrés, jaquecas, falta de contratación o cansancio.

 

Duradero

Contiene piezas cerámicas tratadas a 1200º C, lo que la hacen duradera y resistente en el tiempo. A diferencia de las fachadas tradicionales, el color tampoco se verá afectado con el transcurso de los años. 

 

Este sistema de aislamiento es resistente a las distintas condiciones climatológicas como la lluvia, el granizo o la nieve. No obstante, en el caso de que alguna pieza se viera dañada, la sustitución de la pieza es muy sencilla y económica. Solamente se tiene que sustituir la parte afectada. 

 

Fácil mantenimiento

Este tipo de fachadas no requieren de un gran mantenimiento. Como ya hemos comentado, son muy resistentes a los distintos fenómenos climatológicos. Y la sustitución por rotura, aunque resulte poco probable, es económica y no afecta a la totalidad de la fachada. 

 

Debido al material utilizado es poco probable que se adhiera polvo o manchas a la superficie de la fachada.  Al mantenerse seca la fachada, la durabilidad del material de revestimiento exterior aumenta. 

 

Estética

Este sistema permite ocultar tuberías, cableado y aires acondicionados, entre el muro y la cerámica. Además, permite la elección de distintos colores, dando la posibilidad de actualizar la estética de la fachada dentro de algunos años, sin que haga falta una gran inversión. 

 

Sostenibilidad

Un buen aislamiento térmico y el ahorro energético están directamente conectados. De este modo respetamos de manera activa el medio ambiente

 

El ahorro energético que proporciona no tener que utilizar la calefacción o el aire acondicionado supone una menor contaminación. Gracias a disminución del uso de estas, el recibo de la luz se verá reducido, al menos, en un 40%

 

Las fachadas que no están aisladas de manera correcta derrochan anualmente una gran cantidad de consumo energético. 



En Loiola contamos con múltiples viviendas que cuentan con fachadas ventiladas cerámicas, como en Errekartxuberri o Bista Eder Txibitena. Visita nuestras promociones para elegir la vivienda que mejor se adapte a tus gustos y necesidades. Si necesitas más información sobre nuestras memorias de calidades no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de asesorarte. 

¿Qué opciones tienen los jóvenes en cuanto a la co...
¿Cómo elegir el sofá adecuado para tu casa?
900 102 220 #yomequedoencasa