Ventajas de tener un gimnasio comunitario en tu edificio

Una de las actuales demandas de las personas que se encuentran en búsqueda de nueva vivienda es contar con espacios comunes y, en concreto, que el edificio disponga de un gimnasio privado. 


Tener un gimnasio en tu propio edificio aporta numerosas ventajas: mejora tu salud mental y física, te permite ahorrar tiempo y dinero, te permite adaptar el horario a tus necesidades e, incluso, mejora el ambiente en la comunidad de vecinos.

 

Ahorro de tiempo y dinero

Tener las máquinas de entrenamiento a un minuto de tu casa mejora tu calidad de vida y te ahorra muchísimo tiempo en desplazamientos. En cualquier momento puedes acudir  a hacer deporte, en lugar de ponerte a ver una serie de televisión. 

 

Algunas personas suelen utilizar la falta de tiempo y la falta de compatibilidad en los horarios como excusa para no acudir al gimnasio. Pero con estas facilidades a pocos metros de tu casa, desaparecen todas estas excusas para hacer deporte

 

Además, te permite ahorrar un dinero importante en la cuota del gimnasio, así como en gasolina o en abonos de transporte, por ejemplo.

 

Flexibilidad horaria

Tener un gimnasio en la comunidad de vecinos facilita que encuentres el momento del día que tu necesites para hacer deporte. Hoy en día es complicado tener tiempo libre a lo largo de la semana, muchas horas de trabajo, atascos, tareas del hogar o el cuidado de los hijos.

 

Todas estas tareas no nos suelen permitir tener mucho tiempo para nosotros mismos. Pero tener un gimnasio en tu edificio supone tener un gimnasio abierto, por lo general, las 24h del día, los 7 días de la semana, durante todo el año. Siempre podemos sacar media hora para hacer algo de deporte. 

 

Otra opción muy interesante es acudir al gimnasio antes de ir a trabajar, de este modo saldrás con más energía y positividad. Pudiendo, incluso, ducharte y cambiarte en tu propia casa. 

 

Convivencia

Suele ser habitual que, a pesar de vivir muchos años en un mismo edificio, se conoce muy poco a los vecinos. Compartir los mismos espacios y realizar ejercicios mejorará el ambiente de la comunidad y se hará todo más llevadero

 

En estas nuevas relaciones puedes encontrar vecinos con los que congeniar, que de no ser por estos espacios, podría no darse de caso de entablar una relación social e incluso de amistad. 

 

Salud mental y física

Además, no hay que olvidar que cuando haces deporte te sientes más realizado, vas viendo como tu forma física mejora y esto te ayuda a seguir mejorando tus hábitos. En concreto, al hacer ejercicio en el gimnasio, estamos favoreciendo la liberación de endorfinas, que son unas sustancias químicas que producen sensación de euforia y felicidad. 

 

Después de un duro día de trabajo, no hay nada mejor que desconectar haciendo ejercicio. Algunos estudios han demostrado que alivian el estrés y la ansiedad, por lo que el gimnasio puede ser nuestro lugar donde poder cargar las pilas. 

 

 

Una vez conocidas todas las ventajas de tener un gimnasio, desde Loiola te animaos a conocer nuestras promociones donde encontrarás viviendas que cuentan con estas características. 

 

Por ejemplo, Residencial Errekatxuberri contará con un gimnasio para el disfrute de los vecinos, además de un local gastronómico donde poder hacer vida social sin salir del edificio. 

 

Visita nuestras promociones para encontrar la vivienda que mejor se adapte a tus necesidades y no dudes en solicitar información.

 

¿Qué son las hipotecas verdes y cómo beneficiarse ...
Teletrabajo: Cómo organizar tu nuevo espacio de tr...
900 102 220 #yomequedoencasa