¿Qué tipo de suelo elegir para tu hogar?

Si estás a punto de comprar una vivienda es probable que te hayas preguntado cuál es suelo más adecuado para tu hogar, y la respuesta no es sencilla.

 

No existe un suelo perfecto, ya que el mejor suelo para una casa es el que cumple con los usos y funcionalidades de cada estancia. Por ejemplo, en viviendas frías, lo ideal sería un suelo que aporte calidez al ambiente. 


A continuación te contamos las distintas alternativas que tienes a la hora de escoger el suelo de tu vivienda.

 

Cerámicos

Uno de los suelos más populares son los suelos cerámicos, destacan por ser muy versátiles ya que se adaptan con facilidad a los distintos estilos que pueda tener la vivienda. Existen distintos acabados, formas y tamaños, para que puedas combinarlos con las paredes y la decoración de tu hogar. El cerámico más habitual es el cerámico de gres, gracias a su gran resistencia. Los tres más colores más habituales son el negro, el blanco y el rojo. 

 

Son suelos muy fáciles de mantener, la suciedad sale sin necesidad de realizar un gran esfuerzo. El problema, dependiendo qué estemos buscando, puede ser que son algo fríos. Lo más habitual es utilizarlo en la cocina o en los baños. El cerámico de gres lo puedes encontrar en las cocinas y los baños de promociones como Alberdienea, Telleria Enea o Errekatxuberri.

 

Madera

Los suelos de madera añaden calidez a las estancias y una estética perfecta para tanto los estilos clásicos como para los más modernos. La mayor ventaja de tener un suelo de madera es que son aislantes térmicos y no permiten la acumulación de ácaros.

 

En cambio, el mantenimiento requiere de un cuidado mucho más profundo que otras superficies. Además, teniendo en cuenta su coste, es un suelo que debería durarnos muchos años para así amortizar. 

Mármol

Este tipo de suelo es ideal para casas minimalistas, modernas y, generalmente, es utilizado en zonas cálidas. De los suelos de piedra, los suelos de mármol son los más populares. 

 

Tienen una gran resistencia y estéticamente son elegantes. Si a eso le sumamos la facilidad para combinarlo con otros colores, tienes como resultado el suelo perfecto. 

 

La variedad de tipos de mármoles que existen es muy amplia. Ya que es la propia naturaleza la que aporta cada tono y cada veta de color, lo que hace que cada pieza sea original. Los más habituales son el mármol blanco, mármol crema y el mármol negro, pero existen otras variantes más atrevidas como el mármol verde o el mármol rojo. 

 

Microcemento

Una alternativa a los clásicos es los suelos de microcemento. Suelen ser asociados a un estilo industrial pero con los años han mejorado su estética y tienen acabados óptimos para incluirlos en tu hogar. 

 

Una de las mayores ventajas es su resistencia a la humedad, dificil de encontrar en otro tipo de superficies. Además, puede ser utilizado tanto para exteriores como para interiores y tiene una gran adherencia gracias a su acabado granulado por lo que no existe peligro de resbalones o caídas tontas.

 

El problema es que para conseguir un buen acabado es necesario contar con materiales de calidad y no suelen ser nada baratos.

 

Laminado

Los suelos laminados son suelos fabricados a base de láminas pegadas unas a otra con materiales, generalmente, derivados de la madera. El objetivo es simular el efecto madera, existen todo tipo de imitaciones: roble, haya, nogal… 

 

En ocasiones pueden imitar a otro tipo de materiales como la piedra o el barro, pero no es algo habitual. Este tipo de superficies destacan por su resistencia a las manchas y su comodidad a la hora de limpiarlos, puesto que, simplemente, con productos naturales salen las manchas con facilidad. 

 

Uno de los laminados más habituales es el parquet laminado, este cuenta con diferentes capas para proteger el hogar de la humedad que pueda tener el edificio, y una capa reforzada que protege el desgaste del suelo. Es habitual en las viviendas de obra nueva debido a su gran calidad y en Loiola contamos con promociones con este tipo de pavimento. Como por ejemplo en Aldamar 32 o Alberdienea.

 

Linóleo

Los suelos de linóleo son suelos naturales hechos a base de aceite de linaza, yute, piedra molida y harina de madera. Son suelos respetuosos con el medioambiente y 100% ecológicos, pueden ser desechados sin dejar ningún tipo de residuo perjudicial. 

 

Son suelos que se utilizaban antiguamente y en los últimos años se han vuelto a poner de moda ya que son económicos y ecológicos. Aunque tiene como inconveniente que se pueden rayar fácilmente con objetos puntiagudos y no es muy resistente al sol. Es habitual que con el paso de los años pierda el color debido a la luz

 

 

En Loiola contamos con distintos niveles de personalización, donde podrás elegir los acabados y la distribución de muchos inmuebles.

Visita nuestras promociones para encontrar la vivienda que mejor se adapta a tus necesidades y no dudes en solicitar más información. 

 

Consejos para lograr un mayor ahorro energético du...
Ventajas de tener una piscina en tu comunidad
900 102 220 #yomequedoencasa