Lo que debes saber antes de contratar un seguro de hogar

El seguro del hogar es una de las primeras cosas que se contratan cuando se compra una nueva vivienda pero, a pesar de ello, en España hay un total de 6 millones de viviendas no aseguradas.

 

Este dato ofrece la importancia que supone un seguro de la vivienda para cualquier familia. Los seguros del hogar se encargan de cubrir todos aquellos daños que se producen en la vivienda así como en su contenido que se deriven de cualquier imprevisto, cubriendo todo tipo de riesgos.

 

Teniendo en cuenta la importancia de la contratación de este tipo de seguros para casa, te contamos una serie de aspectos que tenemos que tener en cuenta antes de firmar con la compañía:

 

 

Tipos de seguros

Cada seguro cubre diferentes tipos de daños, por lo general, el seguro multirriesgo suele ser la póliza más completa. Siempre se puede adaptar el seguro multiriesgo a las necesidades de cada uno y contratar aquellas coberturas que más nos convienen. Actualmente podemos encontrar 3 tipos de pólizas:

 

 - Póliza de daños: Es la póliza más básica, siendo obligatoria por ley en caso de que estés pagando tu vivienda a través de la hipoteca que te ha concedido el banco. Suele incluir la cobertura de la estructura de la vivienda.

 - Póliza multirriesgo: Esta póliza cubre toda la estructura y los objetos que contiene la vivienda, es decir, a lo que se le llama continente y contenido, respectivamente. Además, en muchas ocasiones también incluyen la responsabilidad a terceros como cobertura básica, habiendo diversas modalidades para este tipo de pólizas.

Póliza de amortización de préstamo: Más conocida como seguro de vida, además de cubrir el seguro del hogar,incluye cobertura de defunciones, invalidez permanente o absoluta causada por un accidente

 

 

Valor de la vivienda

Debemos tener en mente varias características del inmueble a la hora de calcular el valor de nuestra vivienda y decidirnos por una póliza u otra. Dependiendo del valor de esta, la póliza será más cara o más barata.

 

En un primer piso o en un ático el riesgo es mayor, por lo que en este tipo de vivienda las pólizas ascienden en cuanto al precio. Otro elemento a tener en cuenta son las superficies. A la hora de declarar qué superficie queremos que se asegure, tenemos que indicar solo aquellas zonas que estén construidas, incluyendo las zonas comunes, trastero e incluso garaje.

 

A su vez, tanto la fecha en la que se ha construido la vivienda como las últimas reformas que ha sufrido son claves. Cuanto más antigua sea la vivienda, el precio de la póliza será más elevado ya que pueden darse más desperfectos. Por lo tanto, realizar reformas con cierta periodicidad nos puede cubrir en ciertas situaciones en las que el seguro no nos cubra el desperfecto por antigüedad.

 

El código postal al que pertenece la vivienda también influirá en nuestro seguro. Este dato aportará a la compañía de seguros información sobre su accesibilidad, su proximidad a los servicios de emergencia y  la conflictividad que puede llegar a haber en esa zona. Existen aseguradoras que dependiendo del barrio prefieren no asegurar o variar sus precios.

 

 

Seguro de la comunidad

Es una de las preguntas que más nos suele rondar cuando compramos una nueva vivienda, ¿el seguro de la comunidad cubre mi vivienda o solo los elementos comunes?

 

Este seguro proporciona cobertura a todo el edificio, es decir, cimentaciones, cubiertas, estructuras, fachadas, instalaciones, suelos, puertas, muros interiores, pintura o ventanas, entre otras. El edificio se entiende como una sola unidad indivisible sin cubrir el continente entre paredes exteriores e interiores del edificio, es decir, nuestra vivienda en particular no estaría cubierta Por ello es fundamental que contratemos un seguro con el objetivo de proteger nuestros bienes.

 

Además, para evitar cubrir doblemente el continente de la vivienda, debemos tener una copia del seguro de la comunidad y conseguir coberturas complementarias para ambos seguros y que no coincidan la cobertura de daños, así evitaremos gastos innecesarios.

 

 

Ahora que ya conoces cómo elegir el mejor seguro para tu hogar, te ofrecemos numerosas viviendas que podrás personalizar a tu gusto. Loiola cuenta con un equipo de profesionales que te ayudarán y te asesorarán en la adquisición. No dudes en contactar con nosotros o visitar nuestra página web.

 

Cómo aprovechar una terraza este verano
Acciones para cuidar el medio ambiente desde casa
900 102 220