¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para el hogar?

Termostato calefación

En el mercado existen numerosas opciones a la hora de elegir un sistema de calefacción y agua caliente. Para tomar la decisión adecuada hay que tener en cuenta su precio y su instalación, pero también su eficiencia, su impacto ambiental y la rentabilidad que suponen a largo plazo.

En las viviendas de obra nueva puedes tener más control sobre el tipo de caldera que prefieres sin tener que preocuparte por su instalación. Además, estos edificios se adaptan mejor a las directivas europeas de eficiencia energética y de reducción de emisiones contaminantes.


A continuación te contamos las ventajas de los diferentes sistemas y cuáles son los que utilizamos en los inmuebles que construimos en Loiola.

¿Electricidad o gas natural?

Las calderas eléctricas tienen la ventaja de no requerir ninguna obra para su instalación, por lo que se pueden colocar en cualquier vivienda. Sin embargo, suelen ser menos eficientes que las de gas.

Las calderas de gas natural requieren una mayor inversión inicial, pero a largo plazo resultan mucho más rentables. No sólo el gas es más barato que la electricidad, sino que su precio se mantiene más estable a lo largo del tiempo. La electricidad, por su parte, está sufriendo subidas continuas, por lo que su coste es mayor y también más imprevisible para los consumidores. Adicionalmente, las calderas de gas ofrecen un suministro de agua caliente continuo, por lo que nunca tendrás que esperar para darte una ducha.

En Loiola estamos comprometidos con la sostenibilidad, por eso apostamos por el gas natural y las energías renovables en nuestras promociones.

Calderas de condensación

Las calderas de gas más tradicionales son calderas estancas, es decir, que la cámara donde se produce la combustión del gas está totalmente sellada y utilizan un ventilador para succionar y expulsar los gases.

Los modelos más nuevos y, de hecho, los únicos que se fabrican en la Unión Europea desde 2015, son calderas de condensación. Se trata de un tipo de caldera estanca que se ha convertido en el sistema más eficiente para calefacción y agua caliente, puesto que aprovecha el calor que se pierde durante la propia combustión del gas, aumentando su eficiencia hasta prácticamente el 100%.

En la caldera, el combustible se combina con el oxígeno del aire y forma dióxido de carbono y vapor de agua. En las calderas tradicionales estos compuestos se expulsan directamente por la chimenea, pero las calderas de condensación recuperan el calor del vapor para precalentar el agua hasta 60º, antes de expulsarlo. Después se necesitará menor cantidad de gas para terminar de calentar el agua hasta la temperatura deseada.

Gracias a este proceso de aprovechamiento de la energía, las calderas de condensación consumen hasta un 30% menos de gas natural y emiten hasta un 70% menos de dióxido de carbono que las calderas estancas tradicionales.

Energías renovables

En el camino hacia la sostenibilidad energética no podemos olvidarnos de las fuentes de energía renovable. Una de sus aplicaciones para climatización y obtención de agua caliente es la aerotermia.

La aerotermia es una tecnología que extrae la energía térmica del aire y la transfiere al interior de la vivienda. Se emplea tanto para calefacción como para aire acondicionado, además de para el agua caliente sanitaria. Pueden llegar a obtener hasta un 77% de la energía necesaria de este modo, complementando el resto con la red eléctrica. Hay que considerar que la energía proveniente del aire es gratuita, por lo que además de ser el sistema que menos energía consume, también es el que más reduce la factura mensual.

Los sistemas de aerotermia se componen por una bomba de calor instalada en el exterior de la vivienda, que extrae la energía del aire, y un módulo hidráulico que transfiere esa energía a los equipos de calefacción, aire acondicionado y agua caliente. La bomba de calor funciona incluso a temperaturas bajo cero en el exterior, por lo que se puede utilizar durante todo el año.


Todas nuestras viviendas emplean gas natural o aerotermia en el sistema de calefacción y agua caliente y están pensadas siempre en las necesidades del cliente. Consulta nuestras promociones para saber más y no dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres más información.

¿Cómo elegir una hipoteca?
La importancia de los materiales en las viviendas ...
900 102 220