Consejos para limpiar las zonas más complicadas de la casa

limpieza hogar

La limpieza es una de las claves para sacar el máximo partido a tu vivienda y vivir en un espacio libre de bacterias y suciedad. Aunque las viviendas de nueva construcción tienen muchas facilidades, generalmente, no es la actividad más atractiva, si a eso le añades que nos toca hacer alguna parte complicada de la casa, entonces se hace todo mucho más pesado.

En este post te explicamos consejos para llegar a esos puntos de la casa que parece imposible llegar a limpiar de manera correcta.

Baños

Es un lugar complejo y que más nos suele costar limpiar, sobretodo las mamparas de la ducha. Al ser de cristal, todas las manchas, por pequeñas que sean, resaltan. El mejor truco es pasar cada vez que te duches el limpiacristales y retirar el agua que ha quedado, de modo que el mantenimiento de la mampara es constante. Para repasar de la mejor manera el cristal, debes limpiar de arriba hacia abajo y en una dirección, de este modo las gotas no estropean la zona que ya hemos limpiado. 

Cocina

En la cocina, la campana extractora es el lugar en el que más grasa se suele acumular. Es importante tenerla limpia puesto que cocinas la mayoría de platos que comes debajo de esa campana y se acumula una gran cantidad de grasa y suciedad. La campana extractora cuenta unos filtros que se pueden desmontar de manera sencilla. Lo mejor es limpiarla con agua caliente y bicarbonato sódico. Otra opción más fácil es aplicar desengrasante e introducirlos en el lavavajillas.

En cuanto al fregadero, puede convertirse en el más sucio si no le das un buen mantenimiento. Por ello debes habituarse a secar las gotas que han quedado tras fregar y echar un chorrito de vinagre de vez en cuando. Si te acuerdas, puedes mantener las tuberías limpias echando ocasionalmente un poco de desatascador de tuberías por el desagüe. Así, además de limpio, olerá bien.

Radiadores

Tanto si tus radiadores son de los modelos modernos como los más antiguos, son un poco complicados de limpiar. Algunos aspiradores tienen una serie de complementos para que no tengas problemas para alcanzar los rincones más difíciles y las ranuras más estrechas. Además con la fuerza de la aspiración se tragará todo el polvo que haya.

Si no es así puedes coger un trapo de algodón con agua con jabón neutro y un poco de vinagre y frota bien después de aspirar.

Alfombras

Limpiar una alfombra es uno de los trabajos más duros que hay en cuanto a la limpieza del hogar. Al estar en el suelo, se resiente mucho más que otros elementos decorativos que tenemos, así que hay que esforzarse por mantenerlo lo mejor posible.

Para cualquier mancha lo que hay que hacer es dejar que absorba en papel o el algún trapo, todo lo posible (excepto si es un sólido que hay que retirar) y después cepillarlo con una mezcla de agua y jabón o amoniaco. Es importante dejar secar bien las manchas y aspirar a menudo la alfombra.

Colchón

Un elemento indispensable que debemos de cuidar todo lo posible para que nos dure mucho tiempo es el colchón de las habitaciones. Es recomendable limpiar la superficie del colchón con bicarbonato sódico repartido por la superficie para que absorba la suciedad periódicamente. Para retirarlo, basta con pasar la aspiradora por encima.

Felpudo

El felpudo es un elemento que separa toda la suciedad de la calle, con aquella suciedad que tenemos en casa. Así que es fundamental limpiarlo con asiduidad. Acostúmbrate a pasar el aspirador por el felpudo y sacúdelo de vez en cuando. Te ahorrarás suciedad acumulada de más.

 

Visita nuestras promociones donde encontrarás distintas opciones que se pueden personalizar y adaptar a tus necesidades. Puedes consultarnos y pedir la información que necesites.
Claves para decorar tu recibidor
900 102 220 #yomequedoencasa