Cómo reciclar en casa de manera efectiva y sencilla

reciclar hogar

Ya son muchas las personas y las familias que están tomando la responsabilidad de lograr, con pequeños gestos, tener un planeta más sostenible. Hoy en día las viviendas nuevas están preparadas para facilitarnos nuestro día a día y muchas de ellas ya tienen previsto que vamos a reciclar, preparando los espacios necesarios para ello.


A continuación, te contaremos algunos pasos muy fáciles para empezar a reciclar en casa y contribuir con nuestro planeta. 


Concienciación

El primer paso para empezar a reciclar es tomar conciencia del impacto que producimos en nuestro planeta. Reciclar más sencillo de lo que algunas personas creen, es cuestión de crear un hábito. Ya que en el momento en el que tienes la costumbre de reciclar todo se vuelve mucho más fácil. 


Desde hace tiempo nuestro planeta nos está dando advertencias de que su estado es uno de los motivos más grandes para comenzar el cambio y empezar a reciclar de manera consciente y global. El planeta tiene un límite y hay que cuidarlo para que nos dure muchos más años. Estas y muchas más razones son suficientes como para que cada uno empiece a reciclar en su casa.

Es realmente importante que no sea una única persona encargada de reciclar en casa, sino que todos se conciencien y lo hagan. Involucrando a todos los miembros de la familia facilitará todo el trabajo. Estos últimos años están enseñando estos hábitos en los más pequeños de la casa y en muchas familias son ellos los que toman la iniciativa de reciclar y motivan a sus padres para que lo hagan. Cuanto más involucrados estén todos los miembros de la casa, más fácil será el desafío.


Cómo separar

Hoy en día las viviendas nuevas están pensadas para facilitarnos todas nuestras tareas pero para ordenar correctamente los residuos debes saber cuáles son los tipos de residuos que existen: los orgánicos, el plástico, el papel, el vidrio y el resto de los residuos que no podemos clasificar en ninguno de los anteriores. Puedes tener separación y cuando más minuciosa sea, mejor.

Orgánico, son todos aquellos que son biodegradables o que tienen un origen natural, como por ejemplo la comida. Con estos residuos podemos hacer compost para plantas y es una forma de hacer un ciclo perfecto de reciclaje en nuestro hogar. Pero si optas por tirar sobras de comida, cáscaras de frutas, sobras de café, entre otros residuos, debes hacerlo en los contenedores de color marrón para materia orgánica y el naranja para aceite doméstico.


Para reciclar el plástico y los envases debes tener un contenedor propio para ir almacenando todo el plástico que creas conveniente y no pueda reutilizar. Por ejemplo, las bandejas de carne o pescado se reciclan como plástico y todo tipo de poliestireno también se podrá reciclar en este contenedor. El plástico no debe tener mucha suciedad si queremos que la acción de reciclar sea efectiva. El contenedor donde debemos depositarlo es el amarillo. 


Con el papel y el cartón debemos procurar utilizarlo al máximo y no desperdiciar hojas que puedan tener un segundo uso. Por ejemplo, debes procurar que los documentos que vayas a imprimir sean estrictamente necesarios y no puedas verlos desde el  móvil o el ordenador. En el caso del papel de cocina, si tiene mucha suciedad orgánica debemos tirarlo al contenedor de orgánico. El contenedor indicado para el cartón y el papel es el azul.


El vidrio es muy sencillo de reciclar y podemos almacenarlo de manera fácil en nuestra vivienda sin que produzca olores. Primero se limpia y se mantiene en una zona donde no nos moleste en nuestro día a día. Todos los residuos de vidrio deben ir al contenedor verde.


Y por último el otros residuos, este contenedor se dejan los residuos que anteriormente no hayamos clasificado.


Adecúa tu vivienda 

Generalmente, las nuevas viviendas están pensadas para hacernos la vida más sencilla. Es por ello que muchas ya tienen pensado que vamos a querer reciclar y crear espacios óptimos para ello. Para reciclar de manera correcta debes pensar dónde puedes colocar las papeleras de manera que sea cómodo reciclar y que no te suponga un gran esfuerzo. 


Si consigues que el reciclaje sea sencillo e, incluso divertido, conseguirás convertirlo en un hábito y podrás ser constante con el paso del tiempo. De lo contrario será pesado y terminarás dejándolo. Pero es un reto por el cual merece la pena luchar, así tenemos que hacer todo lo posible por lograrlo. 

 

 

Si estás pensando en comprar una vivienda nueva, no dudes en visitar nuestras promociones, en ellas encontrarás distintas opciones que se pueden personalizar y adaptar a tus necesidades. No dudes en consultarnos y pedir más información.

Claves para decorar tu recibidor
Cómo decorar con fotografías tus estancias
900 102 220 #yomequedoencasa