¿Cómo elegir el sofá adecuado para tu casa?

Cuando compras una vivienda, siempre piensas en cómo decorarlo con tu propio estilo, tal y como siempre habías imaginado. Es habitual pensar en la decoración de las principales estancias. El salón es la zona donde pasamos más tiempo con familia y amigos, y es por ello por lo que cobra gran relevancia la elección de nuestro sofá

 

A continuación te vamos a explicar lo que debes tener en cuenta durante la elección de compra de tu sofá.

 

Espacio

Lo primero que tenemos que saber es cuánto espacio vamos a tener, y cuánto espacio queremos que ocupe nuestro sofá. El tamaño del sofá siempre va a estar determinado por el espacio que tenemos disponible. Es importante que el sofá que elijamos nos permita andar por nuestro salón sin dificultades, que no bloquee el paso o que no impida abrir una puerta. 

 

En el caso de los salones pequeños es conveniente que utilices un sofá en forma de L. Esta estructura de ayudará a aprovechar de una manera más eficiente todo el espacio de tu salón, aprovechando las esquinas. 

 

Es conveniente visualizar el sofá en tu casa. Puedes comenzar haciendo un plano para saber cómo quedaría la distribución de su salón, teniendo en cuenta la localización de ventanas, puertas y distintos muebles con los que vayas a contar. Una alternativa es simular la estructura del sofá con una cuerda o cartón, de este modo podremos hacernos una idea representativa del espacio que nos ocupará el sofá.

 

 

Comodidad

El sofá es un lugar donde pasas muchas horas, ya sea viendo la televisión, leyendo un libro o descansando. Por ello es importante la comodidad, asegurando que nuestra espalda no se ve afectada con el tiempo. 

 

Para que un sofá sea cómodo, se suele aconsejar que el asiento mida entre 65 y 75 centímetros, y la altura del respaldo sea de unos 85 centímetros. Pero la realidad es que para lograr la máxima comodidad debe ajustarse a nuestras medidas y el mejor modo de comprobarlo es sentarse en el sofá probando si tu espalda toca el respaldo y los pies llegan al suelo sin dificultad. Es aconsejable que las rodillas no superen la altura de la cadera cadera. 

 

También, debes calcular cuántas personas suelen utilizar al mismo tiempo el sofá, como van a estar sentados o su altura.



Color

A la hora de elegir el color es importante que combine con nuestra estancia. Generalmente se suelen utilizar colores básicos: blanco, beige, gris o negro. Estas tonalidades nos permiten jugar con cojines e ir intercambiandolos con el paso del tiempo, de modo que no nos cansemos. Entre estos colores básicos es tendencia el blanco. El color blanco en un sofá ayuda a aumentar la luminosidad y reduce la sensación de ocupar gran parte de tu salón.

 

Pero estas no son las únicas opciones, se pueden elegir colores más vivos que encajen con los accesorios del salón, o incluso para los más atrevidos, un estampado. Además, es importante elegir una tapicería resistente, debido al gran uso que le damos.

 

 

Uso 

Existen diseños pensados para diferentes usos. Algunos se convierten en cama, otros tienen la posibilidad de reclinar el respaldo o, incluso, algunos tienen bandejas que se adaptan al tamaño para poder comer en el sofá. 

Por estos motivos es conveniente que pienses en el uso que le vayas a dar a tu sofá a medio plazo.



 

No olvides que desde Loiola te ofrecemos la posibilidad de personalizar tu hogar, con la opción de elegir los acabados y la distribución de muchos inmuebles para dar tu toque personal desde el inicio. Visita nuestras promociones para conocer los distintos niveles de personalización que ofrecemos, y comienza a imaginar la mejor combinación de tu futuro salón.

 

Ventajas de una fachada ventilada cerámica
Consejos para pintar las paredes de tu nuevo hogar
900 102 220 #yomequedoencasa