Cómo elegir el color de las estancias de tu casa

A la hora de elegir los colores con los que vamos a pintar las paredes de nuestra casa nos pueden entrar dudas, ya que juegan un papel importante al ser los encargados de definir el ambiente de cada estancia. No solo nos tenemos que guiar por las tendencias, sino que hay que tener en cuenta el significado de cada color. Cada uno marca una línea y, dependiendo del que se elija, la percepción de los espacios es diferente.

Para ayudarte en la decisión, te planteamos estos puntos clave:

 

¿Colores claros o colores oscuros?

Los colores claros son ideales para espacios pequeños, donde el color es capaz de hacer que un espacio parezca visualmente más grande. No solo se deben utilizar en estas estancias, sino que, si queremos aportar luminosidad a nuestra casa, estos colores son idóneos.

 

En cuanto a los colores oscuros, hay que tener más cuidado a la hora de utilizarlos, ya que nos van a aportar lo contrario que los claros. Una de las ventajas a destacar de estos colores, es que pueden aportar un efecto visual de un espacio más ancho pintando las paredes laterales de un color claro y el fondo de un color más oscuro.

 

 

¿Pintura brillante o pintura mate?

Existen diferentes tipos de pintura, entre ellos, la satinada y la mate. La pintura satinada tiene un tono brillante, con un acabado más práctico para limpiar y mucho más resistente que el resto. Al tener un acabado con brillo, nos proporciona luminosidad, haciendo así una estancia más amplia. Este tipo de pintura es ideal para aquellos lugares que se suelen ensuciar con facilidad como zonas de paso o habitaciones infantiles.

 

En cuanto a la pintura mate, es recomendable dar varias manos para tener una mayor resistencia. Estas, al contrario, no presentan ningún tipo de brillo y dan una sensación a la estancia menos cálida pero más elegante.

 

¿Es importante la ubicación de la casa?

La elección del color no tiene por qué basarse en la ubicación la vivienda, pero sí puede ayudarte a tomar una decisión. Si estamos cerca del mar, los colores más mediterráneos y neutros junto con los vivos, ayudan a hacer un hogar más acogedor y a introducirse en el ambiente exterior.

 

Por el contrario, si la casa esta ubicada en un lugar frío o de montaña, los colores que invitan a ser seleccionados son más cálidos, o tonalidades en tonos tierra. Una casa en la montaña con estos colores, en los días de frío nos dará la sensación de una casa acogedora y caliente.

 

¿Hay que tener en cuenta los muebles que vamos a poner?

Para conseguir armonía hay que tener en cuenta el estilo del mobiliario para elegir las diferentes

tonalidades de la pintura. Si los muebles van a tener un color claro o son de madera muy oscuro, el acierto está en colores suaves en las paredes, para que no compitan con los muebles.

 

Si por el contrario, se trata de un mobiliario más clarito o neutro, se debe tratar de utilizar con colores más destacados para dar personalidad al espacio.

 

Ahora que tienes una guía de cómo escoger los colores para poder pintar tu casa, te damos la oportunidad, desde Loiola, de personalizar tu casa ofreciendo la posibilidad de elegir todo tipo de acabados. Disponemos de los mejores profesionales para poder asesorarte, no dudes en consultar nuestras promociones.

5 pasos imprescindibles en la compra de tu viviend...
La mejor iluminación para cada estancia de tu hoga...
900 102 220 #yomequedoencasa