Cómo calcular y ahorrar en el consumo energético de nuestro hogar

Poder calcular el consumo de energía eléctrica de nuestro hogar tiene muchas ventajas ya que si conocemos las actividades o aparatos de mayor consumo energético, podemos controlarlas y poner medidas para conseguir ahorrar en nuestra factura de la luz. 


Existen distintas formas y herramientas sencillas para poder calcular el consumo de energía eléctrica de tu vivienda. 


Calcular el consumo 

Para medir el consumo eléctrico tenemos tres variables: aparatos conectados a la red, potencia eléctrica y tiempo de funcionamiento. Y para poder contabilizar la cantidad de kilovatios (kW) que consume una vivienda debemos aplicar una fórmula muy simple: potencia eléctrica multiplicado por el tiempo de utilización es igual a la energía consumida. 


Si quieres medirlo de forma “casera” puedes seguir los siguientes pasos:

1. Haz un listado de todos los aparatos electrónicos que tienes conectados en tu hogar. 

2. Haz una estimación del número de horas que esos aparatos están en uso, normalmente estos valores aparecen en los manuales de los electrodomésticos o en las etiquetas. 

3. Calcula el uso semanal o mensual que haces de cada aparato cuando lo utilizas, si es solo los fines de semana, si es entre semana o si es de manera ocasional.

4. Una vez has hecho los cálculos anteriores debes sumar cada uno de los valores y obtener el valor mensual. 

5. Una vez obtenidos todos los datos se puede observar fácilmente dónde estás consumiendo más energía y tener más cuidado a la hora de utilizar esos aparatos.


También existen calculadoras de gasto eléctrico, con las cuales puedes estimar cuál será tu consumo en función de los electrodomésticos utilizados y el número de personas que viven en esa vivienda. 


Otra alternativa es con un medidor de consumo eléctrico, que es un aparato que se utiliza para conocer el consumo de energía que se está haciendo en todo momento


Incluso hay aplicaciones gratuitas ideadas para estimar el consumo de manera gratuita y rápida. Te pedirán los metros cuadrados de tu casa, el número de personas que viven en el domicilio, los electrodomésticos conectados y tus hábitos de consumo. 

 

Qué es la potencia contratada

La potencia eléctrica es la cantidad de energía de la que se puede hacer uso la persona que ha contratado en un momento concreto. Es decir, el número de electrodomésticos que tu suministro es capaz de aguantar al mismo tiempo conectados sin que salte el ICP.


El ICP es el interruptor controlador de potencia, el cual se activa cuando detecta que la vivienda está realizando uso energético por encima del contratado. Cuando se activa el ICP se corta el suministro de electricidad de forma momentánea y debes acudir generalmente a los cuadros de mando para activar el interruptor. 


Consejos para reducir el consumo en casa

Para conseguir reducir el consumo energético debemos incluir pequeños nuevos hábitos que van a suponer un gran cambio en nuestras facturas. Debemos comenzar por los aparatos más utilizados como es el frigorífico, la lavadora o la televisión. 


En el caso del frigorífico es importante no mantener la puerta abierta durante tiempo prolongado como, por ejemplo, cuando estamos metiendo la compra. Es mejor ordenar los productos fuera y luego ir introduciendolos de manera que optimizamos el tiempo que estamos con la puerta abierta.


Para mejorar el consumo de la televisión es habitual dejarla en “stand by” y su consumo es similar a cuando está a pleno rendimiento. Por ello es importante apagarla siempre que no la uses. 


Y, por último, para ahorrar y reducir nuestro consumo debemos hacer un uso consciente de la lavadora. No todas las prendas tienen las mismas necesidades y en ocasiones podemos utilizar lavado en frío o escoger un programa que se ajuste mejor sin necesidad de un gran gasto energético. 


Como consejo general deber intentar desconectar los aparatos que no utilices, utilizar bombillas de bajo consumo y utilizar tanto la luz natural como el calor que se guarda en el propio edificio el mayor tiempo posible. 

 


En Loiola contamos con viviendas totalmente preparadas para reducir el consumo energético del hogar y sus correspondientes certificados de eficiencia energética. Además de un ahorro considerable podrás conseguir ventajas en tu hipoteca como comentamos en el post sobre las hipotecas verdes


Visita nuestras promociones para elegir la vivienda que mejor se adapte a tus gustos. Si necesitas más información sobre las viviendas no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Prepara tu terraza para la llegada del verano
Consejos para ordenar y decorar tu cocina durante ...
900 102 220 #yomequedoencasa