Baños: Consejos para decorar esta estancia

baño

El baño es una estancia que no se le suele prestar la atención que necesita a nivel decorativo. Las viviendas modernas cuentan con buenos materiales; duchas, inodoros, lavabos y espejos, pero a veces, nos cuesta decidirnos a la hora de amueblar. 

Por eso, en el post de hoy te damos algunos consejos interesantes para amueblar el baño. Con materiales como la madera, el cemento pulido o la piedra como protagonistas. 

 

Cemento pulido

Un material muy práctico, resistente y bonito para la decoración del baño es el cemento pulido. Es rápido de colocar y nos permite moldear a nuestro gusto. Por eso es tan buena opción para un baño, ya que podemos hacer estanterías donde queramos. 


Si estás pensando en reformar tu baño, piensa en este material porque el efecto de acabado es perfecto. Podrías plantearte hacer parte del mobiliario de cemento pulido, aprovechando las líneas rectas que suele haber en un cuarto de baño. Y para complementarlo, pocos elementos, ya que este material de por sí tiene mucha personalidad.

 

Madera

Esta es una alternativa más tradicional que la primera, pero la realidad es que apostar por la madera es apostar por lo seguro. La madera aporta calidez y elegancia a las estancias. Se puede combinar la madera con otros muchos materiales, como los cerámicos, las pinturas, el papel pintado o el mármol. 


En cualquier caso, siempre es un material muy agradecido. En esta ocasión, se puede apostar por baldas de madera a medida justo debajo del lavabo, cuya encimera también es de madera. Así tendremos una pequeña zona donde almacenar nuestros productos de higiene y belleza.

 

Piedra

La piedra es uno de los materiales más elegantes que podemos encontrar en un baño. Las paredes revestidas con aplacados de piedra son una buena alternativa y si su acabado es pulido, mucho mejor, ya que dificulta la acumulación de suciedad y humedad. 


La piedra tiene una gran resistencia, los rayones no se notan. También permite que podamos hacer diseños personalizados al tamaño de nuestro baño, como puede ser una repisa a la altura del lavabo, para poder colocar productos de estética y distintos elementos decorativos. Si nuestro baño es luminoso, la piedra potenciará esa luz natural y el efecto del baño será muy agradable.

 

Muebles suspendidos

Una de las ventajas de los muebles suspendidos o volados es que permiten almacenar lo mismo que aquellos que se apoyan en el suelo y, sin embargo, parecen visualmente más pequeños y menos pesados. Al estar suspendidos hace que la sensación de ligereza aumente y que el baño en los baños de menos tamaño gane algún metro cuadrado aunque solo sea de cara a nuestro ojo. 


Merece la pena porque además a la hora de limpiar el baño son mucho más cómodos, pues no hay recovecos donde se acumule el polvo o las pelusas.

 

Si estás pensando en comprar una vivienda nueva, no dudes en visitar nuestras promociones. Contamos con distintos niveles de personalización para que puedas crear tu vivienda perfecta. No dudes en consultarnos y pedir más información.

Así son las nuevas herramientas de cocina
Nueva normativa de obra nueva en Euskadi
900 102 220 #yomequedoencasa