6 consejos para mantener tu casa fresca evitando el aire acondicionado

 

Ya están aquí los meses más calurosos del año y el aire acondicionado se convierte en uno de los mejores aliados en las casas.

Quizás antes de utilizar este aparato debemos saber que su uso puede llegar a ser perjudicial para la salud y para el medio ambiente. No es la única solución existente para refrescar nuestra casa, existen muchos otros trucos naturales y más beneficiosos tanto para la salud como para nuestro bolsillo.

A continuación, te contamos algunos de ellos para sobrellevar mejor estas épocas de mucho calor. 

 Bajar las persianas y correr las cortinas o bajar los estores

Este punto muchas veces resulta incomprensible para algunas personas ya que está el pensamiento de cuando buscamos algo de aire lo mejor es abrir ventanas y persianas. Sin embargo, mantener todo cerrado puede reducir la temperatura la habitación hasta 10 grados. 

Durante las horas de más calor, es imprescindible bajar las persianas, cerrar las cortinas y en el caso de tener toldos desplegarlos. Cerrar las ventanas evitará la entrada de aire caliente en nuestro hogar y crear sombras con cortinas o toldos reducirá el calentamiento del aire de las estancias. Según varios expertos, el calor que tenemos en nuestras casas el 30% procede de las ventanas. Se debe crear un óptimo entorno de sombra dentro de la vivienda.

 

Apaga las luces y aparatos electrónicos

Los aparatos electrónicos y las luces aportan calor a las estancias por lo que debemos tener cuidado e intentar tenerlo todo apagado. Esto muchos de nosotros no conocemos y por ello puede que sea el último cambio que debes realizar para mantener una casa fresca.

 

Ventila al amanecer y al anochecer

La ventilación de la casa durante las horas en las que las temperaturas están más bajas es otra acción que debemos realizar. Además de abrirlas debemos intentar crear corrientes para que todo el calor que se ha producido durante al día salga. Las mañanas y las noches son clave para refrescar tu hogar, así durante el día habrá menos calor.

 

Utiliza el extractor

Es recomendable utilizar el extractor para que el calor que se genera al cocinar no se acumule y salga del hogar. Lo mismo si en el baño hay uno, así el vaho generado saldría de inmediato.

 

Cambiar las bombillas

Otro truco para evitar que la casa se cargue de calor es cambiar las bombillas incandescentes por unas de bajo consumo o LED, ya que las primeras gastan el 90% de su energía en el calor que emiten. Es por eso por lo que es mejor deshacerse de ellas y poner bombillas que no generen calor.

 

Láminas solares

Colocar láminas solares en los cristales de las ventanas es otra de las alternativas para reducir el calor que se acumula en casa. Son una especie de pegatinas, que al colocarlas en los cristales reducen el calor hasta un 82%. Estas láminas reflejan la luz y el calor, así que, aparte de refrescar la casa, reduce los gastos en la factura de la luz.

En Loiola construimos viviendas que están pensadas siempre en las necesidades del cliente y por supuesto en la sostenibilidad. Consulta todas nuestras promociones y ponte en contacto con nosotros a través de la página web o llamando por teléfono.

 
8 apps que te ayudarán a decorar tu casa
¿Qué cualidades debe tener un hogar para ser efici...
900 102 220